A solas con la luna

Hoy me senté a hablar con la luna. Estaba callada y silenciosa, me estuvo raro así que le pregunté que le pasaba. Me contesto con voz baja que sentía que algo le faltaba. Le dije “que te podría faltar si tienes el cielo y las estrellas que te acompañan y por ti velan”, me contestó tímidamente “sí, lo sé y estoy agradecida pero aún así aveces me comparo con el sol, tu planeta se ve tan vivo y alegre cada vez que lo ven salir, en cambio conmigo se acuestan a dormir”. Me asombre mucho al escuchar esas palabras, no sabía que contestar, así que me quede mirándola por unos minutos hasta que al fin me dí cuenta de algo y le contesté: “la razón la tienes a medias” y me dijo “¿a medias?, ¿porqué lo dices?” Y le contesté “por el día existe mucho ruido, mucha gente despierta corretiando de aquí para allá con el sol que los ilumina, y en las noches la oscuridad nos arropa, nos aquieta, algunos sentimos miedos y aveces nos sentimos solos pero con la oscuridad siempre apareces tú, brillando con tu suave luz derramandote sutilmente en los paisajes de la tierra, arropandonos y protegiendonos de nuestras tenebrosas pesadillas. Eres importante al igual que cada componente en la galaxia lo es.” Me sonrió con los ojos aguados de alegría y después de esa noche nunca más volvio a dudar de sí misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: