Historias del castillo

Entre muros hechos de troncos plateados incrustrados formando una sólida pared, me encuentro contando los pétalos de rosas que dejaste al partir esta mañana para combatir otra de tus batallas. Aunque admito que eres fuerte y llevas tu armadura puesta, sé que las palabras pueden cortar más que una espada bien afilada, y herir tu corazón dejándote desarmada. Espero que seas fuerte y recuerdes todas esas batallas ganadas, que ganaste por tu corazón y no por la fuerza de tu puño violento. Confío en el poder de tu determinación, que siempre te trajo a mis brazos aún cuando las noches eran frías y los rumores atacaban la fe que me sostenía para no caer rendida en pedazos. Hablaré con las estrellas para que te susurren el poder que cargas en tu pecho y que con la espada dibujes tu destino de vuelta hacia mí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: