La puerta de cristal

Esperando frente a una puerta de cristal que parece que nunca se abrirá

Mientras el frío comienza adentrarse en mi ropa y ya mi cuerpo comienza a temblar

Ganas de romperme los nudillos contra la pared de ladrillos que tengo al lado comienzan a surgir.

Mientras escucho voces de consuelo que me dicen “espera un poco más que tu puerta se abrirá”

Sí, claro, esas voces son las mismas por tantos años y la puerta sigue cerrada

Y aunque el vidrio cristalino me facilita la vista al interior, aún no aparece nada.

Será que debería romperla yo, sin decir nada.

Pero las voces me perturban e insisten que me quede parada.

Me gustaría hablar con alguien que me explique, pero todos están ocupados, algunos ya entraron y los que quedan afuera, ignoran la puerta.

Solo estoy yo aquí parado, con los ojos aguados por el dolor y los pies que se me congelan.

Y mientras, sigo esperando, hasta que la paciencia desaparezca.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: