¿Quién eres?

Hoy en día todos se proponen los mismos logros: estudiar un carrera, comprar un auto, una casa, casarse, tener hijos, tener dos semanas de vacaciones cada año, etc. ¿Te habías fijado en eso? Estoy segura que algún momento lo has hablado con tu almohada, no me cabe duda, y si no pues aquí estoy yo para hacerte reflexionar o para ayudarte a figurar la idea que ya tenías en mente.


Desde que nacemos estamos ya escuchando como se verá toda nuestra vida, escuchamos las ideas que nuestros padres tienen de nosotros, las ideas de nuestros maestros y las ideas de todo el mundo alrededor, ya que nosotros no tenemos ni idea de quién rayos somos y que hacemos en este planeta tan grande. Debido a todas estas ideas que escuchamos comenzamos a pensar que eso es lo “normal” que así debe ser la vida por una gran “ley suprema” que simplemente otros seres humanos pensaron antes y los demás comenzaron a seguir. No estoy diciendo que todas las leyes o ideales que existen son absurdas porque necesitamos un orden para convivir todos en harmonía y que cada cual cumpla con sus propios sueños tranquilamente. Bueno, todo esto es mucho que digerir cuando somos niños así que como nuestros reyes son nuestros padres pues tratamos de cumplir todas las leyes que se nos imponen porque los queremos hacer sentir orgullosos y felices claro. Ya cuando llegamos a la adolescencia nos comenzamos a rebelar y a irnos en su contra porque ya estamos cansados de seguir persiguiendo la imagen que ellos tienen de nosotros. No todos en la adolescencia nos compartamos igual, hay unos que son tan fieles a las leyes de sus padres y familiares que se acoplan tanto a eso que nunca pueden crear algo fuera de las creencias e ideales de sus padres, o tal vez a grandes alturas de la vida al fin se dan cuenta. Claro esta que ese no fue mi caso. Igual que muchos tuve la misma historia de querer complacer a todos a mi alrededor porque los amaba tanto que pensaba que debía pagarles convirtiéndome en la idea que ellos tenían de mí, y no estoy diciendo que era mala, porque en realidad sé que sus ideales para mí eran mejor que los de ellos mismos, por eso los amo y los respeto. Sin embargo, yo no podía seguir tratando de complacerlos ya que dentro de mí sentía que no estaba siendo real conmigo misma y con los demás, aprendí a actuar para complacer a los demás y esto me condujo por malos caminos llenos de obstáculos que hoy en día comprendo y agradezco a cada piedra con la que tropece porque si no me hubiera dado tantos cantazos no estaría aquí escribiendo esto para ustedes. Es un largo camino que requiere de muchos momentos de reflexión contigo mismo, de acostarte mirando las estrellas, de perderte mirando el mar y la arena, o simplemente en tu propia cama conversando contigo mismo. Hay que analizarse, hay que reflexionar que ocurrió en el día, si te sentiste incómodo o te sentiste que fingías para complacer a otro. Requiere de esfuerzo y valor, no es fácil despertar, no ocurre de la noche a la mañana, hay que ser paciente y pensar por uno mismo, no por nadie más. Yo aún continuo con mis reflexiones y con mis momentos a solas conmigo misma porque siempre hay algo nuevo que aprender y entender cada día, aveces puedes entender al fin el porque de algo que sucedió hace muchos años atrás y te sientes libre porque al fin lograste comprender lo que pasó y ya lo puedes dejar ir, ese momento que te atormentaba por años ya no te molesta más, ahora eres libre.


Lo mejor de crecer es que puedes tomar el control de tus ideales, de tus creencias, puedes decidir quién quieres ser, y siempre serás ese verdadero Tú que guardas en tu corazón. Cuesta trabajo porque creeme que las costumbres que tienes están bien arraigadas al jardín de tu mente pero creeme, es posible, porque somos hijos de la posibilidad, somos los creadores de lo posible. No tengas miedo en ser quién en realidad eres. Todos somos perfectos, nacimos perfectos pero nos dañamos pensando que no somos perfecto, y dejame decirte, Sí eres perfecto, no necesitas la aprobación de nadie, amate a ti mismo y las personas que realmente te aman te apoyarán siempre. ¡Muchísimas bendiciones a todos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s